Jeans Store Interior
Jeans Store Interior
Slider
ROTULACIÓN
Más de 65 años de experiencia
DECORACIÓN
Más de 65 años de experiencia
Slider

El merchandising exterior y su importancia para tu negocio

18th marzo, 2020

Muchas empresas invierten grandes esfuerzos en crear un merchandising interior adecuado, poniendo en práctica diferentes técnicas en el punto de venta. La disposición de los pasillos, la ubicación de la línea de cajas, el emplazamiento de las góndolas… Todo ello es esencial para visibilizar correctamente los productos de cara al cliente y en consecuencia, maximizar las ventas. Bien es sabido que aquello que no se ve, no se compra. Pero debemos ser conscientes de que los clientes que entran en un negocio, han sido seducidos por algo desde el exterior. Podemos contar con una organización envidiable en el interior de la tienda, pero sin clientes que circulen por ella, el esfuerzo habrá sido en vano. Y no sólo referido a productos, también a servicios.

El merchandising exterior pretende hacer visible y atractivo un establecimiento comercial, para conseguir el mayor número de visitas posibles y en consonancia, el de ventas. Es una estrategia que bien ejecutada, puede ayudarnos a maximizar nuestro negocio y ganar visibilidad para todo transeúnte que pase delante de nosotros. No sólo clientes potenciales, también perfiles que sienten simple curiosidad y se paran a mirar. Es la carta de presentación de todo negocio y lo hará destacar frente al resto de la competencia. Es fácil pensar en establecimientos comerciales que saben aprovechar la visibilidad de una calle importante, junto a un diseño de escaparate y fachada espectacular.

3 puntos a tener en cuenta

  • Fachada: es el paramento exterior de un edificio. Algunas fachadas son de grandes dimensiones y en ellas es importante diseñar correctamente qué parte irá cubierta con un rótulo de exterior. Las opciones son diversas; desde banderines con o sin luz con el nombre empresarial, hasta letras corpóreas con diferentes tipos de relieve y colores para hacer bien visible nuestra presencia en el exterior. Sea cual sea la decisión a desarrollar, debe tener congruencia con la imagen de marca que nos define. Sería poco acertado vender una imagen de marca moderna y vanguardista e incorporar una lona publicitaria con estilo de los años 80. También es importante atender al detalle de si la fachada puede ser atractiva por sí sola. En el casco antiguo de muchas ciudades, aún se conservan estructuras y fachadas con gran valor arquitectónico del que sacar ventaja. Si es así, ¡aprovecha!
  • Escaparate: es el espacio exterior de las tiendas, cerrado con cristales donde se encuentran los productos y servicios ofertados. El espacio es esencial para dar protagonismo a las líneas maestras o puntos angulares del negocio. Es habitual recurrir al uso de vinilos en los cristales para resaltar el escaparate y variarlo dependiendo de la estacionalidad. Puede ser un arma de doble filo porque gracias a los cristales, el interior de la tienda es visible. Si el interior es ordenado, trasladará una imagen de organización y limpieza; a la inversa, es probable que no invite a entrar. De igual manera para la composición del escaparate, un exceso de elementos trasladará una imagen de sobrecarga y saturación que no son nada aconsejables.
  • Aceras y accesos: en la medida de lo posible, nuestro negocio debe ser plenamente accesible, también para personas con movilidad reducida que haga uso de andadores y sillas de ruedas.  Se han de habilitar accesos que no dificulten o generen algún tipo de barrera, siendo un gran añadido la señalética braille para personas invidentes.
Archivos