Jeans Store Interior
Jeans Store Interior
Slider
ROTULACIÓN
Más de 65 años de experiencia
DECORACIÓN
Más de 65 años de experiencia
Slider

Los rótulos luminosos más famosos (II)

4th febrero, 2021

Tal y como os adelantamos la semana pasada, la publicidad exterior es mucho más que un clásico del paisaje urbano. Es más: lleva siglos acompañándonos. Por ello, en esta ocasión, desde Rótulos Matesanz queremos centrarnos en anuncios que, aún hoy, siguen siendo un icono de algunas de las ciudades más famosas del mundo.

  1. Cartel de bienvenida de Las Vegas

En pleno corazón del desierto de Nevada, y en mitad de la nada, emerge el paraíso del juego y el desenfreno: Las Vegas. Entre los rótulos luminosos más famosos, habría que referirse al cartel de bienvenida a Las Vegas, en el que se lee WELCOME TO FABULOUS LAS VEGAS NEVADA.

Pese a tratarse de un cartel tradicional, totalmente pasado de moda por su estética y sus bombillas rojas y amarillas laterales, sigue siendo todo un icono.

  1. El letrero luminoso de Tío Pepe, Madrid

Tan madrileño como el kilómetro cero este mítico rótulo publicitario se instaló en 1935 sobre el Hotel París, en la céntrica Puerta del Sol, para conmemorar el centenario de la bodega Tío Pepe.

Tras sobrevivir a la Guerra Civil, el popular reclamo se mantuvo hasta 2006, fecha en la que el Hotel París echó el cierre, ya que el nuevo propietario del edificio no quiso hacerse cargo. Tras una campaña de recogida de firmas, el letrero luminoso volvió a brillar en esta emblemática plaza de la Villa y Corte en 2014, aunque esta vez con una valla publicitaria situada en el techo de otro edificio.

  1. El letrero de Schweppes de la Gran Vía, Madrid

Desde 1972, este panel de neones preside el edificio Carrión, en la plaza del Callao. Sus dimensiones son de 10,65 m x 9,36 m, las letras que forman el nombre de esta marca de tónica pesan 100 kg, y el conjunto de la valla publicitaria, 600 kg, cuya estrutura sostiene 104 neones.

Una curiosidad: en 1995, el director de cine Álex de la Iglesia eligió este cartel luminoso para ambientar una de las escenas más conocidas de la película El día de la bestia.

  1. El cartel del búho del paseo de Sant Joan, Barcelona

Si viajas a las Ciudad Condal, es posible que te sientas observado al pasar por el cruce entre el paseo de Sant Joan y la avenida Diagonal. ¿El motivo? El cartel luminoso de un enorme búho que preside la fachada de un edificio.

Sin embargo, a finales de los años noventa, las leyes para reducir la contaminación luminosa apagaron los escrutadores ojos del ave rapaz. Por suerte, esto no sería definitiva, ya que su singularidad y el cariño de los barceloneses hicieron que las autoridades lo resucitaran en 2011, tras una concienzuda restauración.

Archivos